Bodegas Lavia: personalidad Monastrell

La mañana del miércoles 8 de agosto, Vinacho Murcia visitó Bodegas Lavia, en la murciana localidad de Bullas. Perteneciente a la empresa MGWines, forma parte de un conglomerado de bodegas que se dedica a mimar la uva de manera ecológica y a crear vinos con personalidad propia, que en palabras de Gema, nuestra amable guía: “los amas o los odias”.

Portada Lavia

Lavia dedica 25 hectáreas al cultivo de uva Monastrell y Sirah. Esta última sólo se utiliza en su línea “Lavia” y apenas ocupa dos hectáreas de la plantación, una combinación de 80% Monastrell y un 20% de Sirah, que no se vende en la bodega y que según Gema no es fácil de encontrar. Como no lo hemos probado, no podemos dar nuestra opinión sobre este vino.

Un agradable paseo por las instalaciones y las explicaciones de Gema nos aportaron información útil para conocer un poco la idiosincrasia de la bodega: una producción pequeña de 80.000 botellas, de las cuales más del 60% se dedica a la exportación. Países como China, Japón, Noruega, Suecia, Dinamarca o Países Bajos disfrutan de estos vinos cuya uva se recoge de manera manual porque la maquinaria, “acorta la vida de las viñas”.

Su vino más destacado, de la cual apenas se producen 1.800 botellas anuales, es “Paso Malo”, cuya uva Monastrell crece a más de 850 metros de altitud, con viñas que tienen entre 80 y 100 años de antigüedad. Un vino que tampoco pudimos probar en la bodega, pero que esperamos hacerlo en breve en alguno de los establecimientos de Bullas, como el restaurante “Entretempos”, donde el sumiller Antonio Varcárcel ofrece una gran variedad de vinos de la comarca.

La degustación incluía su referencia “Lavia +”, un vino con reminiscencias de frutos del bosque y roble, vino sencillo, pensado para tapear con amigos. El siguiente vino que probamos “Lavia Origen” es un excelente vino de nueva creación, cuya primera añada de 2014 sale ahora al mercado y que es la creación más personal de su enólogo francés Sebastien Boudon. Esta nueva línea consigue transformar la uva Monastrell, una uva denostada en el pasado, en un vino elegante, redondo, con toques minerales y recuerdos a vainilla.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *